NEGRAMOLL

Revisión bibliográfica.

Viera y Clavijo, J. (1799) la describe: “Especie de parra de uva negra, cuyos granos apretados, tiernos, jugosos y dulces son excelentes para comer y hacer buen vino. El corte de sus sarmientos es más rollizo que otros, y sus hojas más redondeadas. Prospera en toda suerte de terrenos, maduran luego sus racimos, y dan al vino un color tinto muy agradable”.

Rojas Clemente, S. (1807) la incluye en la Tribu 5ª de la Sección Primera, Mollares (Helvolae), y destaca: “Helvolae y Variannae llaman Plinio y Columela a unas uvas que variaban de color”. También distingue este autor la Mollar Cano, Mollar Negro y Mollar Negro Bravío. Comenta de la primera que “este vidueño es tal vez una subvariedad muy accidental del Mollar Negro. Se diferencia de este por el color de la uva que en un mismo racimo es negra, roja, rojiza y enteramente blanca”. Según Rojas Clemente se cultiva en los pueblos Sanlúcar, Trebugena, Arcos, Espera y Paxarete.

Barrioso, J. (1878) recoge en todas las islas la presencia de Negra Moll Cano y Negra Moll, manteniendo los caracteres indicados por Rojas Clemente. Al referirse a Tenerife señala: “Su cultivo prospera; creo que es debido a que no le ataca el oidium y da mucho caldo aunque flojo”. No registra esta variedad en Lanzarote y curiosamente tampoco en La Palma. En esta última isla, sin embargo, hace referencia en la Tribu 4ª a la variedad Amor Negro, Mulato y Blanco, que según el autor coinciden con Jaén Negro, Prieto y Blanco respectivamente.

López et al., (1990) de esta variedad aseguran: “Es menos productiva que la Listán Negro, es más delicada y muy sensible a la botritis en cotas altas, donde además presenta ciertos problemas de maduración. Esta variedad alcanza en Canarias poco grado alcohólico y posee una acidez alta. Se puede mezclar con Listán Negro para elaborar vinos de crianza en barrica, práctica común en la vertiente Norte de Tenerife”.

García de Luján et al., (1990) plantean las siguientes sinonimias: “Listán morado, Listán negro, Listán prieto, Mollar, Mollar de Cádiz, Mollar de Granada, Mollar de Huelva, Mollar morado, Mollar negro, Mollar prieto, Mollar sevillano, Mollar Zucari”

Rodríguez, J. (1991) dice: “Esta variedad llegó a la Isla de la Madera en el siglo XVIII y a Canarias me supongo que en ese mismo siglo, pero poco después que a Madeira de donde seguro procede”.

Interés vitícola y perspectivas de cultivo.

Su cultivo parece estar relacionado con el inicio de la viticultura en Canarias. Martínez Galindo, P. (1998) cita como cultivada la variedad Negra Molle o Tinta Mollar, advirtiendo que el cultivo de variedades tintas era en cualquier caso minoritario.

Aún encontrando cepas en todo el Archipiélago, su presencia es más importante en las Islas Occidentales. En la viticultura tradicional aparece de forma minoritaria y su cultivo acompaña a la variedad Listán. No ocurre así en La Palma donde, bajo el término Mulata, es la variedad más importante. Para su correcta maduración exige una integral térmica elevada. Su ciclo, algo más largo que la variedad Listán Negro (índice IV de Winkler Amerine) explica que su cultivo se desarrolle principalmente en zonas bajas. 

Bajo el término Negramoll encontramos un grupo que reúne un comportamiento agronómico muy variable. El material vegetal tiene una carga virótica importante, factor que puede ser decisivo a la hora de explicar su bajo rendimiento en la actualidad. Las variedades más demandadas en la actualidad deben aportar una intensidad colorante alta a los vinos y éste es quizá uno de los mayores inconvenientes para extender su cultivo.    

Las opiniones sobre esta variedad son contradictorias y nos inclinamos a pensar que para obtener vinos de calidad con esta variedad es fundamental por un lado conocer el origen del material vegetal y por otro que la zona de implantación reúna los requisitos para lograr una perfecta maduración. Podemos concluir que es una variedad interesante y fina  pero que no comulga con las exigencias de moda: vinos tintos potentes.    

Sinonimias y homonimias.

Los términos Negramoll y Mulata están muy extendidos y se conocen en todas las islas de Canarias. Se acompaña con un adjetivo que nos explica el grado de pigmentación: negra, mulata o blanca. El análisis molecular realizado a las variedades con distinta intensidad de color no nos permitió diferenciarlas, por lo que la admisión como variedades distintas sólo se podría hacer en un campo de observación bajo condiciones uniformes de cultivo. El carácter de intensidad de color está sujeto en la práctica a la producción, de tal manera que cepas que un año son “blancas” pueden ser “negras” el año de baja producción. Al no ser estable este carácter no será válido considerarlas variedades distintas.

Los resultados moleculares coinciden con la variedad Mollar conservada en el Banco de Germoplasma de Vid de El Encín. Félix Cabello amplía esta sinonimia a Mollar Cano (Sevilla) y Negramole (Portugal)

Descripción morfológica.

Esta variedad tiene una época de brotación media. La sumidad es abierta y con distribución de pigmentación ribeteada. La densidad de pelos tumbados es media y su intensidad de pigmentación débil.

La cuarta hoja destacada tiene un color de haz amarillo-bronceado y su densidad de pelos tumbados entre los nervios del envés es media.

El pámpano libre, en floración, es de porte semierguido. En el tercio medio del mismo, en los entrenudos y nudos, presenta un color verde con rayas rojas en la cara dorsal y verde en la cara ventral. La pigmentación de las brácteas de las yemas es muy débil. Se llegan a encontrar hasta dos zarcillos consecutivos.

La flor es hermafrodita, con androceo y gineceo perfectamente desarrollados y funcionales. 

La hoja adulta es de tamaño mediano, de forma cuneiforme y sin abultamiento del limbo. Muestra tres lóbulos, de perfil plano y con hinchazón del haz de intensidad débil. Los dientes son convexos. La pigmentación antociánica de los nervios del haz es aparente sólo en el punto peciolar. 

El envés de la hoja adulta presenta una densidad media de los pelos tumbados entre los nervios principales y una densidad baja de los pelos erguidos sobre los mismos. La forma de la base del seno peciolar es en V, poco abierto y con presencia de uno o dos dientes. La base del seno peciolar no está limitada por la nervadura. El grado de apertura del seno lateral superior es abierto, con la forma de la base en V y sin diente. 

El comienzo del envero es tardío. El racimo es de forma cónica, con dos o tres alas, largo, de compacidad media y de pedúnculo corto.

La baya, con forma elíptica, es aproximadamente de 18 mm de longitud y de algo menos de 18 mm de ancho. Su epidermis es rojo-violeta oscuro y de pulpa no coloreada. La separación del pedicelo es muy fácil. La consistencia de la pulpa es blanda, de suculencia muy jugosa y sin sabor particular. Presenta pepitas.

El sarmiento es de color marrón oscuro y con estructura estriada.

SNPs:

 

SNP1003_336 SNP1015_67 SNP1027_69 SNP1035_226 SNP1079_58 SNP1119_176 SNP1127_70 SNP1157_64
AC AG CT CT GG AC GT TT
SNP1215_138 SNP1229_219 SNP1323_155 SNP1347_100 SNP1349_174 SNP1399_81 SNP1411_565 SNP1445_218
CT CG CC AG AG AA AT AG
SNP1453_40 SNP1471_179 SNP1513_153 SNP191_100 SNP197_82 SNP227_191 SNP259_199 SNP269_308
AG TT TT CC CC AA AT GG
SNP325_65 SNP425_205 SNP447_244 SNP555_132 SNP579_187 SNP581_114 SNP593_149 SNP613_315
AT AA CT AC TT AG CC CT
SNP697_296 SNP819_210 SNP829_281 SNP873_244 SNP879_308 SNP895_382 SNP945_88 SNP947_288
AG AA AA CC AG AT GG GG
Vvi_10113 Vvi_10329 Vvi_10353 Vvi_10992 Vvi_12882 Vvi_1617 Vvi_9227 Vvi_9920
AA CT GG TT TT AC TT GG


ZEROLO J.; CABELLO F.; ESPINO A.; BORREGO P.; IBAÑEZ J.; RODRÍGUEZ I.; MUÑOZ G.; RUBIO C.; HERNÁNDEZ M.; (2006) Variedades de vid de cultivo tradicional en Canarias (ICCA). 222 pp.

Análisis por microsatélites

  ZAG29 ZAG62 ZAG67 ZAG83 ZAG112 MD5 MD27 MD28 VS2 ZAG79 MD7
Alelo 1 109 188 129 197 227 220 180 247 142 248 239
Alelo 2 109 196 147 197 238 238 180 261 144 260 239

PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS

MORFOLOGÍA